El día de hoy…

el dia de hoy

Mi pequeño duendecito:

El día de hoy, ha sido tan difícil… No se ni por donde comenzar a explicarte todas las emociones que he sentido hoy, y todo lo que he podido experimentar…

Bueno comienzo por explicarte, después del paron de este tiempo en que situación estoy… Este año etsa siendo un año abundante, sobre todo de experiencias cargadas de enseñanzas. Si es que, en este año estoy superando tantas cosas mías internas que no lo puedo creer. Y en muchas de ellas estas tú, si tú pequeño tesoro que la vida me ha entregado.

Mira, uno de mis descubrimientos (muchos de ellos son duros de mirar) es que mi vida esta contaminada por una idea y un miedo principalmente que es hacerlo mal. En cuanto a tu crianza también lo pienso, cuantas veces me habré cuestionado si lo estoy haciendo bien, cuantas veces he sentido miedo a quivocarme, y si soy muy sincera ese miedo me hace equivocarme. No se si me entiendes, es difícil de explicar.

Cuando dudo de mi, dudo de ti, siento que no te veo, porque me meto en mi herida, en mi niña y … Bueno que me lio yo misma, dejo en ese momento que los demás opinen sobre ti y sobre mi. sobre lo que hacer y decir… Me dejo llevar, solo quiero dejar de sentirme asi. Asi que.. he decidido que no voy a hacer caso, que voy a permitirme equivocarme, fallar, ser imperfecta.

¡Eso es imperfección! Mi niña cree debe de hacerlo siempre lo mejor posible, y lo mejor posible, a juicio de mi padre critico interior, siempre esta lejos de lo que hago. No es que yo sea rara, cielo, he descubierto que cuando de verdad nos miramos y SOMOS HONESTOS, sentimos esto los seres humanos. Lógicamente este es mi miedo y mi ideación fantástica e imaginaria de mi niña que cree que algún día logrará hacer lo que se supone que tiene que hacer, porque aún sigue esperando a cumplir lo que los adultos de su infancia le dijeron que tenia que hacer y cumplir, no siempre con palabras, si con gestos y formas de estar.

Me he esforzado tanto en ser buena, en agradar, en complacer, en no molestar, en hacer lo que se supone que hay que hacer, en cumplir… que he sufrido y mucho. Por ello yo lo reviso, por ello lo cambio y mejoro, lo adapto y por ello hago todos los días grandes esfuerzos para salir de esto. Por mi y por ti, en ese orden.

Pero además… ¿Sabes que? que hoy, que ha sido muy duro, ya que en mi profesión también hay momentos duros (hoy he atendido a una persona maravillosa que estaba ilusionada con la llegada de su futuro bebé, le han dicho que no viene bien, que tendrá problemas, y no sabemos a que llevará todo esto, tanta tristeza, tanto dolor que mi corazón sentía compasión, fuerza y acompañamiento..  y entre sus lagrimas ella decía “se que de esto puedo aprender”, que grande eres preciosa mujer…) me he dado cuenta de lo afortunada que soy de que estés, de que a veces, me paro en lo que no tengo, y que me juzgo y veo las situaciones como algo difícil de superar, como si el mundo fuera solo eso.. Vamos que, como todos, me convierto en el ombligo del mundo…

Y hoy quiero salirme de ahí, dejarme estar triste, por esa situación, por ese bebé, por la vida, por mi niña que quiere recolocarse ante su propio padre (el cual ha cambiado tanto… ya te contaré los pasos tan grandes que ha realizado tu abuelo), una niña que esta triste, que se enfada… pero sobre todo hoy siento tristeza, pesar, y esa tristeza me hace estar más serena, en calma, serena, en dolor y ese dolor me conecta con la vida.

Mi herida esta a flor de piel, al aire, secandose, curandose, necesita tiempo. Es esto lo que sientes, que tu madre se transforma y que crece junto a ti. Y estos descubrimientos profundos me los proporcionas tu todos los días.

¿Por qué otros no quieren mirar su maternidad/paternidad así? ¿Por qué somos deshonestos con nosotros, con nuestros hijos, con la vida…? Pues esta preguntas me han atormentado este último mes, y he decidido no resolverlas, a veces me meto en que hago grandes esfuerzos, los demás no los aprovechan… Pero veo que eso es más de lo mismo, del mismo rol y papel. Niña buena, niña buena, niña buena… siempre lo mismo. ¡A mi que me importa lo que hagan los demás! si yo trabajo por mi, para mi, porque si, quien quiere lo aprovecha, el que no… tiene camino que recorrer, no importa. no sirve pararme de nuevo en esto.

Escojo estar en mi herida, en mi tristeza y desde ahí vivir el tiempo que sea necesario para salirme de todo esto, con serenidad y calma.

Bueno querido mío, estas durmiendo y te oigo con tu chupeta, calmado, serenos, descansa porque el día ha sido intenso, por eso estabas removido, por eso querías quedarte conmigo y ver que tu madre esta bien, por eso te he dicho que no pasa nada, que mamá a veces esta así y esta contigo desde ahí, que te entiendo, que esta bien, todo ello con mis ojos, con mis gestos, con el corazón en la mano, desde mi niña.

Hijo mío TE QUIERO y eso cuenta y mucho… Hasta mañana me principito!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s